314-6819582 2669966   secretaria@cedros.edu.co      

 

cedrmun

          


 

El Gimnasio los Cedros como colegio católico, fundamenta su filosofía en los valores del Evangelio. Por ello, el sacerdote ocupa un papel importante y fundamental en la orientación, acompañamiento y fortalecimiento de la fe de toda la Comunidad Educativa.

Corresponde al capellán atender espiritualmente:

a) A las alumnas.

b) A las familias de éstas, principalmente a los padres, a quienes ha correspondido primariamente desarrollar la fe de sus hijos.

c) A los profesores, muy especialmente a los encargados de la enseñanza religiosa.

d) Al personal administrativo, del cual depende la dirección del colegio.

e) Al personal encargado de los servicios, que presta una humilde pero indispensable colaboración.

f) Por último, la labor del capellán, de acuerdo con la misión que se le encomienda en la comunidad educativa, no es una acción aislada: debe estar ligada estrechamente con los intereses pastorales de la Arquidiócesis. El capellán no es una rueda suelta dentro del engranaje pastoral por lo cual su trabajo específico debe estar encauzado solidariamente hacia la meta común de la misión de la Iglesia, que es la edificación del Reino de Cristo.

Dentro del Manuel de Convivencia del Colegio Gimnasio Los Cedros, para obtener el servicio de capellanía se requiere del cumplimiento de las siguientes normas:

- Los objetos sagrados y elementos de cultos tienen no solo un significado religioso, sino de uso colectivo como patrimonio de esta comunidad, lo cual exige que esos bienes se utilicen con cuidado.

- En los ritos de nuestra fe se debe asumir posturas acordes para el momento, como estar de pie o sentadas.

- Controlar con discreción aquellas conductas que desentonan en el ambiente de recogimiento religioso como risas, cruces de piernas, bostezos, murmullos, plegarias o cantos en voz inadecuada.

- Apagar los celulares durante todas las ceremonias religiosas.

- La capilla debe ser respetada y cuidada.

- Cuando no compartamos prácticas religiosas, es preciso mantener una actitud de respeto, evitando gestos y palabras de desagrado, agresión o burla. La estudiante permanecerá durante este tiempo en biblioteca o sala de recepción realizando lectura o actividad personal.

Arriba